¿Influye el sol para que nos crezca más el pelo?

chica-con-el-cabello-largo-y-de-color-rojo

Muchas personas están interesadas en que su cabello crezca, prueba productos y realizan todo tipo de tratamientos para conseguirlo.

¿Por qué el sol lo ayuda a crecer?

Sin embargo, la misma exposición al sol puede ayudar con el crecimiento del cabello, aunque para esto se deben tener en cuenta varios aspectos, sobre todo la moderación, para evitar un efecto negativo.

Si quieres conocer todos los beneficios que te aporta el sol a tu cabello, no dejes de leer este artículo.

Uno de los momentos en donde los españoles se exponen más al sol es durante el verano, ya que se sale más a la playa o las piscinas.

En estas ocasiones, para aprovechar la influencia del sol sobre el crecimiento del cabello se recomienda una exposición moderada, de lo contrario puedes sufrir de los efectos provocados por el exceso del sol.

Si te expones mucho al sol, tu cabello puede debilitarse y en ocasiones perder color, por lo que se recomienda siempre que se haga con moderación y con la debida protección para que así su efecto sobre tu cabello sea más positivo que negativo.

Gracias a los rayos ultravioletas se estimula la síntesis de vitamina D, algo fundamental para que tu cabello absorba calcio para que así se fortaleza y crezca de manera natural, también ayuda con su hidratación.

Por otro lado, los rayos del sol estimulan la circulación de la sangre en los vasos que llevan la sangre al cuero cabelludo, lo cual ayuda a que crezca con mayor rapidez.

Este proceso se le conoce como vasodilatación y ocurre en las raíces del cabello, aumentando su crecimiento.

Por lo que exponerse al sol durante el verano de una forma moderada puede estimular el crecimiento de tu cabello, fortaleciéndolo para que así tenga una mayor resistencia en tu día a día.

¿Qué efectos negativos tiene?

  • Como ya hemos mencionado anteriormente, la exposición prolongada al sol puede provocar una serie de efectos negativos sobre tu cabello.
  • Uno de los principales puede ser el efecto que tiene sobre la melamina, rompiendo los enlaces de la queratina del pelo, provocando así que se vuelva más opaco, pierda fortaleza y se quiebre con mayor facilidad.
  • De igual manera puede deshidratarlo y hacer que pierda flexibilidad, según indican estudios, además la deshidratación termina provocando irritaciones o que sufras de dermatitis.
  • También pueden aparecer manchas solares e incluso si el daño se prolonga más de lo debido puedes terminar padeciendo de cáncer de piel.
  • El tiempo que se recomienda de exposición al sol, con sus debidas precauciones, debe ser reducido para así evitar las demás afectaciones que hemos mencionado.
  • Además que el tiempo donde más debes estar protegido es en las horas más intensas de los rayos solares, es decir, entre las doce y dieciséis
  • Ten en cuenta que puedes aprovechar el sol para el crecimiento de tu cabello, pero también puedes sufrir de varios efectos negativos, por lo que debes tomar las precauciones necesarios que te ayuden a protegerlo.

¿Qué hacer para proteger tu pelo?

Una de las recomendaciones que puede ayudarte a proteger tu pelo es el uso de sombreros o gorras, para evitar así que el cabello se exponga directamente a los rayos solares.

También puedes proteger el cabello usando foto protectores capilares antes de salir a la calle y después de llegar a casa, enjuagando tu cabello y usando agua dulce después que hayas nadado en el mar o la piscina.

Otra opción que puede ayudarte con la protección del pelo es el uso de remedios naturales con los cuales puedes además nutrirlo: los aceites.

El uso de estos productos ayuda a que recuperen su estructura y se hidraten durante el fuerte sol del verano.

Aceite de semilla de lino

  • Un excelente producto, ya que te ayuda a fortalecer tu melena gracias a la gran cantidad de vitaminas que aporta en su aplicación, como las del perteneciente al grupo B como la E.

Aceite de almendras dulce

  • Por medio de la aplicación de este aceite puedes prevenir que tu cabello se queme al exponerse al sol, así como dotarlo de un brillo natural que puede mejorar tu estética.

Aceite de jojoba

  • Una buena opción para este verano, dado que permite un crecimiento saludable y fuerte del cabello, ya que este es rico en vitaminas como la C y E, esenciales para que tu pelo esté en las mejores condiciones.

Aceite de argán

  • Gracias al aceite de argán consigues nutrir y proteger tu cabello del calor del ambiente, así como de otros factores que puedan dañarlo, puedes usarlo antes y después que vayas a salir, para así garantizar la mayor protección de todo tu pelo.

Aceite de oliva

  • El aceite de oliva es una fuente de vitaminas, como la A, E y C, las cuales permiten el fortalecimiento del pelo gracias a que incrementan el colágeno.
  • Además posee una gran variedad de propiedades regenerativas que estimulan el crecimiento del cabello.
  • Las opciones entre las cuales elegir son muchas, en todo caso puedes conseguir proteger más tu cabello de los efectos negativos de una exposición frecuente en el sol.

Si tomas el sol con moderación durante el verano, con aceites que te protejan, usando sombrero o cualquier otro tratamiento, puedes mejorar el crecimiento de tu cabello gracias a los rayos solares. De esta manera puedes tener una melena más voluminosa y con los aceites aplicados consigues más brillo y fortaleza, una combinación perfecta para tu cabello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.