Cómo pedir un préstamo promotor para una inmobiliaria

Desarrollar un proyecto de viviendas a través de una promotora inmobiliaria se trata de una tarea que exige una financiación a fin de poder ser llevada a cabo, y en este sentido, la opción de financiamiento más común suele ser recurrir a un préstamo promotor para inmobiliarias.

Y con el propósito de simplificar el proceso de solicitud de este tipo de créditos, a través de este post queremos explicarles a los promotores inmobiliarios cómo pedir un préstamo promotor para una inmobiliaria.

¿Qué características posee un préstamo promotor para inmobiliarias?

Los préstamos promotores para inmobiliaria suelen destacar por proporcionar la posibilidad de obtener el financiamiento que se requiere al momento de llevar a cabo inversiones en el sector inmobiliario, sin importar si lo que se quiere es iniciar una construcción o promoción, finalizarla, o incluso realizar la rehabilitación de un determinado inmueble.

Por lo que se puede decir que este tipo de préstamos suponen un tipo especial de financiación para proyectos inmobiliarios que requieran financiamiento para empezar/terminar alguna promoción inmobiliaria y de este modo, poder garantizar el cumplimiento de los plazos de construcción.

¿De qué forma pedir préstamos promotores para las inmobiliarias?

Al empezar cualquier proyecto, es necesario tener en cuenta que la tarea más importante que los promotores inmobiliarios tienen que llevar a cabo, suele ser analizar aquellas propiedades que se encuentran disponibles en su sector para descubrir cuál de ellas poseen un potencial comercial más grande.

Después de hacer esto, será preciso conseguir entonces la financiación necesaria y también la propiedad una vez que la misma resulte suficientemente accesible para lograr disminuir el riesgo financiero.

Ahora bien, resulta preciso decir que al momento de pedir un préstamo promotor para una inmobiliaria hay dos alternativas: la financiación bancaria y la financiación privada.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, lo usual es que los promotores inmobiliarios acudan a las entidades bancarias para poder obtener esta clase de créditos, pero esto suele representar  un gran riesgo debido a que muchos promotores no disponen de la solvencia necesaria para lograr enfrentar no solo las inversiones, sino también los préstamos concedidos por los bancos.

Es precisamente por esa razón que resulta necesario que también se pueden encontrar otras opciones mediante las cuales conseguir la financiación requerida, por ejemplo, las siguientes:

Préstamos puente

Se tratan de préstamos que suelen ser concedidos a aquellos promotores inmobiliarios que cuentan con el suelo y/o con acceso al suelo donde realizarán su proyecto, pese a no disponer de los recursos necesarios para ponerlo en marcha y conseguir las licencias correspondientes.

Financiación alternativa

Se refiere a un nuevo tipo de opción de crédito al que los promotores inmobiliarios tienen la posibilidad de recurrir cuando requieren de financiamiento a corto plazo.

Se trata de una vía mediante la cual los inversores tienen la oportunidad de ponerse en contacto directo con esos promotores que necesitan ayuda para conseguir los recursos esenciales para completar sus proyectos.

Cabe decir que en vez de ser otorgados a través dela banca tradicional, esta clase de créditos suelen ser concedidos por instituciones privadas, por lo que se presenta como un tipo de financiamiento flexible, simple y rápido, el cual a su vez se divide de la siguiente manera:

  • Crowdfunding: Consiste en pedir cantidades de dinero pequeñas a múltiples inversores, en lugar de solicitar una gran cantidad a un único inversor; a cambio del préstamo, los inversores suelen obtener alguna clase de compensación.
  • Crowdinvesting: Con este tipo de financiación alternativa, los inversores suelen conseguir un cierto nivel de participación en el proyecto; pero el rendimiento obtenido suele depender directamente del éxito que tenga la construcción o promoción.
  • Crowdlending: En este caso, los inversores conceden créditos a aquellos promotores inmobiliarios que acuden a ellos con el propósito de consumir sus servicios, es decir, conseguir la financiación que sus proyectos necesitan.
  • Invoice discounting: Se trata de un medio de financiación alternativa que suele ser comúnmente utilizado por las PYMES; destaca por ser bastante similar al factoring clásico, aunque beneficiado a través de las nuevas tecnologías.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar un préstamo promotor?

Cualquier proyecto inmobiliario que sea jurídica, económica y comercialmente realizable, y requiera de cierto financiamiento para poder ser llevado a cabo, al momento de solicitar el crédito debe cumplir con determinados requisitos, incluyendo los siguientes:

  • Tendrá que haber constituido una sociedad la cual tenga como objeto la promoción de un proyecto específico.
  • Esa sociedad tendrá que disponer del suelo donde será llevada a cabo la promoción, el cual debe estar previamente tasado a través de una sociedad autorizada por la propia entidad bancaria y, el cual servirá como garantía hipotecaria, al igual que la obra que se esté realizando.
  • La sociedad tendrá que disponer tanto de una estructura como de fondos propios idóneos para llevar a cabo el desarrollo de ese proyecto. De este modo, será necesario que el capital social y los activos de la sociedad (especialmente el suelo), al igual que las inversiones pre-concesión, tendrán que obtener un valor que por lo general no debería ser menor al 15-20% del precio final que tenga el proyecto.
  • Será necesario contar con mínimo de preventas y/o reservas, las cuales deben rondar un 40-50% de la promoción, y que hayan ofrecido un determinado porcentaje a la firma de los contratos (entre un 5-10% del importe del inmueble).
  • Deberá disponerse de la licencia de obra otorgada para el proyecto que se quiere financiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.